fbpx

Cómo reducir los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) y mejorar la calidad del aire de tu casa.

COV - compuestos orgánicos volátiles - casa sana

Poco nos han hablado de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV), ¿verdad?

Sin embargo, sí que estamos muy concienciados sobre el CO2… Lo notamos cada vez que entramos en un lugar donde había mucha gente. 

El aire se nota cargado y todos sabemos que tenemos que ventilar. Sino, poco a poco, notarías apatía y cansancio sin saber muy bien porqué. 

Pero el CO2 no es lo único a tener en cuenta para respirar aire sano en el hogar. Los Compuestos Orgánicos Volátiles son los mayores culpables de la mala calidad del aire de dentro de tu casa. 

Hoy en día se sabe que el interior de la casa está mas contaminado que el aire del exterior. 

 

Hoy en día se sabe que el interior de la casa está mas contaminado que el aire del exterior. Puedes poner mucho de tu parte para mejorar la calidad del aire que respiras en tu hogar. Clic para tuitear

 

 

¿Qué son los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV)?

Son partículas contaminantes químicas que están presentes en el aire.   

Estos compuestos pasan al ambiente, se volatilizan, y cuando respiras van a parar al interior de tu organismo.

 

¿De dónde provienen los COV?:

Son sustancias derivadas de la industria petroquímica y los materiales las pueden emitir de forma constante durante años.

Pueden provenir tanto del exterior de tu casa, como las diferentes fuentes de combustión: gasolina, gas, fuel…

Pero la mayoría de COV provienen del interior de tu hogar:

  • Sistemas de chimenea abiertas (combustión de gas, madera…)
  • Cocinas de gas
  • Humo de tabaco
  • Materiales de construcción y de decoración
  • Revestimientos
  • Productos de limpieza del hogar
  • Ambientadores
  • Productos de higiene personal
  • Material de oficina
  • Ropa
  • Juguetes
  • Paneles de madera contrachapada o conglomerada
  • Barnices
  • Moquetas

 

Los materiales de construcción y de decoración están vivos. Las sustancias que se usan para los adhesivos se volatilizan al ambiente, las respiras y acaban pasando a tu organismo y mermando tu salud.

El caso más claro, y en el que empieza a haber más consciencia, es el de los productos de limpieza. En casa lo habitual es hacer una higiene microbiológica muy buena, pero a la vez la estamos llenando de  sustancias químicas.

 

En vez de limpiar la casa, lo que hacemos es ensuciarla de químicos. Busca productos que no integren sustancias derivadas del petróleo. Mejorarás la calidad del aire que respiras a diario. Clic para tuitear

 

Puedes pensar… “No pasa nada porque son dosis pequeñas”.  Pero si usas estos productos cada vez, aunque solo sea dos veces por semana, tu organismo estará continuamente en exposición. 

Esto, a medio plazo, te acabará causando una afectación ya sea cutánea, respiratoria o alérgica. Tu organismo habrá dicho “basta” y reaccionará fuertemente a dosis aún más pequeñas de las habituales.

 

La exposición pequeña a dosis de tóxicos ambientales (como los compuestos orgánicos volátiles, COV) puede acabarte produciendo alguna fuerte reacción alérgica a medio plazo. Clic para tuitear

 

Si a los productos de limpieza les sumas los ambientadores de sustancias químicas sintéticas y los productos de higiene personal… Tu exposición directa a los compuestos orgánicos volátiles es diaria y constante.

Añádele a más los productos de higiene personal, la ropa, juguetes, sofás, moquetas…

FORMALDEHÍDO

Es uno de los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) más conocido y extendido. 

El típico “olor a nuevo”, que a algunas personas les produce escozor en la nariz o garganta, no es más que un síntoma de alta dosis de formaldehído. 

El formaldehído es una sustancia ya clasificada por la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (International Agency for Research on Cancer, IARC) en el número 1 de “cancerígeno para el hombre”. 

Es un componente químico incoloro, inflamable y (naturalmente) de olor fuerte. Aunque muchas veces le agregan otras sustancias para que sea inodoro. 

¿Qué síntomas produce?:

Cuando el formaldehído está presente en el aire a más de 0,1 ppm, puedes notar:

  • Ojos llorosos,
  • Quemazón ocular, nasal y/o de garganta
  • Tos
  • Respiración con silbidos
  • Náuseas
  • Irritación cutánea
  • Asma
  • Fatiga general y permanente
  • Migrañas

El formaldehído se encuentra sobre todo en:

  • Alfombras y moquetas
  • Vinilos
  • Humo de tabaco
  • Bolsas de basura
  • Pinturas de pared
  • Maderas contrachapadas, prensadas y conglomerados
  • Peganentos y adhesivos
  • Telas de planchado permanente
  • Revestimientos de productos de papel estucado
  • Barnices
  • Espumas aislantes

¿Cómo evitar el formaldehído?

Sobre todo entran en las casas a causa de las pinturas de las paredes. Busca pinturas que no lleven esta sustancia. Usa pinturas con un sello ecológico certificado. No sirve solo que ponga “Pintura ecológica”. Muchas veces se refiere a que han sido fabricadas de forma ecológica, pero no que sus sustancias lo sean. 

 

etiquetaEcologica_sSello de la flor europea:

Esta etiqueta te está diciendo que minimiza en gran medida la presencia de Compuestos Orgánicos Volátiles y que prácticamente no lleva metales pesados.

Escogiendo pinturas con esta etiqueta minimizas mucho la carga tóxica de tu casa por el simple hecho de pintar una habitación.

 

 

 

BENCENO

El benceno, o benzol, es un líquido incoloro que se evapora rápidamente y lo inhalas o entra en tu organismo también a través del contacto con la piel. 

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) determinó que el benceno es carcinógeno multiorgánico para el ser humano. Así pues, no tiene ningún nivel seguro de exposición. Hay que evitar todo lo posible su presencia.

Normalmente, las ciudades y zonas más industriales son las que presentan niveles más altos de benceno.

¡Y los niveles dentro de los hogares usualmente son más altos que en el aire libre!

El benceno lo encontrarás dentro de tu casa sobre todo en:

  • Fibras sintéticas
  • Tintas
  • Pinturas y disolventes
  • Lugares donde abundan libros y papeles (¡en concentraciones altas!)
  • Humo de tabaco
  • Pegamentos
  • Cera para muebles
  • Detergentes y otros productos de limpieza

 

Que puedes hacer para mejorar la calidad del aire de tu casa: 

  1. No introducir estos productos en tu casa. Lo mejor es que busques productos que no integren estas sustancias. En un próximo post te explicaré cómo saber leer las etiquetas y sellos y saber diferenciar un producto libre de tóxicos a otro que pueda serte perjudicial. 
  1. VENTILAR. Suele ser suficientes con que cada día ventiles entre 10 y 15 minutos. En las ciudades, procura limitar el tiempo de ventilación de tu casa durante los episodios de alta contaminación por benceno. 
  1. No fumes en lugares cerrados. Y evita la exposición pasiva al humo. Una persona fumadora recibe unas 10 veces más benceno al día que una persona no fumadora.
  1. Usa plantas purificadoras de aire. Puedes empezar por las 7 plantas más purificadoras que te comento en el post «Las 7 plantas purificadoras de aire que no pueden faltar en tu casa«. Los edificios modernos, cerrados herméticamente y con temperatura controlada, retienen los COV en el ambiente. En estos casos las plantas se hacen indispensables para purificar el aire.
  1. Ten presente todo lo explicado en este post y aplícalo también para los materiales de construcción cuando te enfrentes a una reforma en casa y todo lo que te va a rodear. Por lo menos, el último material, que es el que más te afectará a tu salud. Lo vas a notar en gran medida. Es decir, escoge materiales que no contengan formaldehído o benceno, como la madera maciza y ceras vegetales, pinturas y pegamentos sin COV…
  1. Mantén una temperatura moderada constante.
  1. Reduce los niveles de humedad con el uso de algunos deshumidificadores.

 

 


ESTUDIOS GEOAMBIENTALES COMPLETOS

Un buen estudio geoambiental de tu casa debe incluirte un estudio de las partículas en suspensión: formaldehido, PM10, PM2.5 (que incluya el benceno) y poderte sugerir cambios para mejorar la calidad del aire que respiras a diario en tu casa. En este enlace puedes pedir más información sobre este tipo de estudios.

 

 

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Montse Esquius

Montse Esquius

Experta en geobiología, socia de GEA (Asociación de Estudios Geobiológicos) y consultora en Feng Shui clásico. Montse Esquius es la autora del blog Bamboo Zen Studio, donde comparte estrategias, tácticas y herramientas probadas para ayudarte a vivir en una casa armónica, sin tóxicos ni radiaciones.