fbpx

Moho y humedades en casa. Trucos para prevenirlo y eliminarlo fácilmente.

Moho en casa - eliminar, detectar, solucionar


El olor a moho y una mancha de humedad en tu casa son indicios que no debes pasar por alto.

El moho dispersa sus esporas y las respiramos en el aire. Hoy en día se sabe que es el responsable del 19% de las rinitis alérgicas y de uno de cada cinco asmas infantiles.

En este post te ayudo a identificar la fuente donde se ha originado la humedad en tu casa y a ponerle solución

Es importante que actúes al primer síntoma, sino el moho se irá desarrollando en más superficies: papel pintado, paredes, maderas, alfombras, papeles, telas, filtros… 

Afectan también a revestimientos desconchados, manchas… Y las estructuras de tu casa se debilitan rápidamente. Actúa rápido, antes incluso de detectar alguna causa.

El olor a moho y una mancha de humedad en tu casa son indicios que no debes pasar por alto. Afectan a tu salud y debilitan las estructuras de tu casa. Actúa rápido. Clic para tuitear

Pero empecemos por el principio…

¿QUÉ ES EL MOHO?

Son hongos microscópicos que se desarrollan en entornos húmedos y cálidos. Se hacen visibles formando manchas de color blanco, gris o verde oscuro y normalmente desprenden un olor característico.

Los hay de muchas clases: Alternaria, Aspergillus, Botrytis, Cladosporium, Mucor, …

Pero en casa… ¿Dónde suele formarse el moho?

Se puede formar en cualquier tipo de materiales: madera, celulosa, metal, textil, en alimentos… A veces sobreviven mucho tiempo en suspensión hasta que encuentran el lugar ideal donde posarse y desarrollarse. 

El moho se puede formar en cualquier tipo de materiales (madera, metal, textil, alimentos…). Las esporas sobreviven mucho tiempo en suspensión hasta que encuentran el lugar ideal donde desarrollarse.  Clic para tuitear

Normalmente entran dentro de casa a través de las suelas de los zapatos, ropa, animales de compañía, insectos…

El cuarto de baño y la cocina son las zonas más propensas a que se desarrolle el moho. Es a causa de la condensación que se genera en estas estancias debido al vapor de agua generado por el aseo y las cocciones.

Si la ventilación no es suficiente, el vapor de agua acabará formando moho en las paredes, juntas de baldosas, cortinas del baño…

Y ten especial cuidado si tienes papel pintado: los mohos suelen crecer escondidos entre la pared y el papel.

El aislamiento y la calefacción, que han ayudado tanto a mejorar la calidad de vida y de confort, también hacen que aumente el índice de humedad en el aire. Por lo tanto, retienen el vapor de agua y generan el ambiente perfecto para el desarrollo de mohos.

Síntomas por inhalación o alergia al moho:

  • Patologías respiratorias específicas
  • Asma
  • Rinitis crónicas
  • Tos
  • Pies seca y escamosa
  • Estornudos
  • Nariz congestionada y goteo
  • Picazón en garganta, ojos y nariz
  • Ojos llorosos

Debes acudir al alergólogo para realizar un test cutáneo de reacción al moho sospechoso.

LAS 4 CAUSAS MÁS COMUNES DE HUMEDADES EN CASA

#1. Condensación: 

La condensación es una de las primeras causas de la aparición de humedad en casa. Se genera cuando el aire interior, que está cargado de vapor de agua por la respiración normal de los habitantes, por la cocina, por la ducha diaria, por hacer la colada… choca con las superficies frías, donde se condensa. 

Para que te hagas una idea aproximativa: una  familia de 4 personas puede generar de media más de 12 litros de agua al día.

#2. Remontes capilares

Es la humedad que asciende, de bajo a arriba. Se genera por la mala estanquidad de los cimientos. A veces agravada por un mal drenaje de las aguas pluviales

Genera un aire malsano y favorece la formación de moho, entre otras cosas.

Es visible en las plantas bajas y en los sótanos, ya que deja un rastro de humedad de hasta un 1 metro de altura. Tanto en el exterior como en el interior de las casas. 

Sobre todo afectan a materiales como el ladrillo y la piedra, al ser tan porosos facilitan la ascensión del agua. 

La proximidad a capas freáticas también ayuda a este problema. 

Hay que actuar ya que si no los hongos que se hayan generado pueden desplazarse y proliferar en otras superficies. En estos casos debes:

  • Mejorar el drenaje para arreglar la evacuación de aguas, 
  • eliminar los hongos, 
  • aplicar un revestimiento a la pared que le permita respirar e impermeabilizar los cimientos. 
  • Necesitar la intervención de un profesional para que obstruya los remontes y/o inyecte resina hidrófoba o electroósmosis. 

#3. Filtraciones

Normalmente son grietas en tejados, terrazas o fachadas a nivel de los cimientos o en conductos

El agua de la lluvia penetra a poco a poco en las habitaciones y acabará por formar manchas visibles. Hay que solucionarlo lo antes posible, de no ser así, estas zonas son muy propicias para la generación de mohos. 

Debes, pues, identificar el origen de la grietas y repararlo. 

#4. Escapes

Si tienes un escape en casa, debes repararlo lo antes posible antes de que surjan mayores desperfectos. Cuando las canalizaciones del agua están empotradas no suelen detectarse los escapes hasta que ya hay un problema. En este caso, estate atento a las manchas en el techo o en el suelo que suelen aparecer.T

La condensación, los remontes capilares, las filtraciones y los escapes son las 4 causas más comunes de humedades y hongos en casa. Clic para tuitear

PREVENCIÓN DE LA GENERACIÓN DE MOHO EN CASA

Te indico una serie de trucos fáciles para reducir el vapor de agua en tu casa y así reducir la aparición de mohos:

  • Mientras hiervas, cubre la cacerola de agua.
  • Seca la colada en el exterior o, por lo menos, cerca de una ventana.
  • Dentro de casa, mantén el nivel de higrometría entre 50-60%. Los ácaros prefieren vivir con un 75% y el moho estimula la actividad de los ácaros.
  • No tapes las rejillas de ventilación.
  • Utiliza un deshumidificador para hacer disminuir el índice de humedad. Sitúalo en la sala más húmeda (cuidado con la electricidad en el baño) y controla el nivel de higrometría ideal (65% máximo).
  • Guarda el calzado en un zapatero, lo más alejado posible de las zonas de la casa. Lo más aconsejable es en la entrada, como ya es costumbre en muchos países nórdicos y orientales.
  • Utiliza materiales naturales que respiran mejor y son más absorbentes y permeables al vapor de agua. Estos materiales consiguen regular mejor la higrometría ambiental: madera, yeso, cal, lino, cáñamo, lana de madera, lana de oveja… 

¿CÓMO SABER SI TIENES HUMEDADES EN CASA? 

Si aún y tomando medidas preventivas sospechas que ya podrías tener humedades en casa… Observa atentamente y trata de encontrar:

  • Manchas en suelos o en los marcos de ventanas.
  • El papel pintado, sobre todo el de paredes orientadas al norte, se despega.
  • Mohos.
  • Puntos en donde la pintura o el revestimiento de la pared se desconcha (sobre todo en los sótanos).
  • Zonas en que los marcos de madera de puertas y/o ventanas están hinchados.
  • Grietas en los techos.
  • Zonas negruzcas en la fachada.

¿CÓMO ELIMINAR EL MOHO DE FORMA EFICAZ? 

Si ya tienes moho, prueba con las siguientes soluciones:

Limpia sin perder más tiempo con vinagre blanco todo rastro de moho. Suele estar en las salas más sombrías: sótano, desván, cuarto oscuro, rincones del cuarto de baño, cocina… Mientras limpias, ventila lo mejor posible y, si lo tienes, usa el filtro de aire para acabar de eliminar las esporas. 

No olvides limpiar también: 

  • Detrás de los muebles de madera que están pegados a la pared.
  • Debajo de alfombras.
  • Techos.
  • Juntas entre baldosas del baño.
  • Lavamanos
  • Bañera
  • Juntas de goma del frigorífico y la lavadora…

Limpia también las rejillas de ventilación y los filtros de sistemas de calefacción. El viento desplaza las esporas del moho y otros alérgenos. Los conductos de ventilación son el lugar idóneo para que los mohos y las bacterias se desarrollen. No olvides limpiarlos y desinfectarlos regularmente.

Para terminar de limpiar: pasa el aspirador. Recomiendo los que tienen filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air), que es muy eficaz contra las partículas de aire, no tendrás el problema de que solo se levante el polvo. 

Para la prevención es fundamental también la buena ventilación: abre la ventana después de cada ducha.

Consejos adicionales:

  • Limpia también el interior de tu coche. Evitarás transportar esporas con tus suelas de zapato al interior de tu casa.
  • Deshazte de las moquetas, alfombras y maderas demasiado afectadas para que las esporas no se desplacen. Sino, podrían contaminar otras superficies.

¿Te ha parecido completo y útil este post? Pues compártelo en tus redes sociales favoritas. Ayuda a difundir el cómo vivir en un hogar sano y sin tóxicos.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Montse Esquius

Montse Esquius

Experta en geobiología, socia de GEA (Asociación de Estudios Geobiológicos) y consultora en Feng Shui clásico. Montse Esquius es la autora del blog Bamboo Zen Studio, donde comparte estrategias, tácticas y herramientas probadas para ayudarte a vivir en una casa armónica, sin tóxicos ni radiaciones.