fbpx

Cómo aplicar el Feng Shui en el dormitorio. 12 consejos prácticos.

consejos Feng Shui habitación dormitorio

Seguro que te estás preguntando… ¿De verdad que si aplico el Feng Shui en mi habitación me ayudará a descansar mejor?

En occidente aún hay reticencias sobre el uso de esta técnica milenaria oriental. Básicamente porque se asocia a supersticiones y no a una base científica. 

Pero pensar así demuestra desconocimiento del tema. Hay que abordar la materia con amplitud de miras. Sino ¿por qué se han conservado intactos tantos de sus métodos y fórmulas?, ¿Por qué sigue conservando su relevancia a día de hoy?

El Feng Shui es una herramienta probada muy valiosa para evaluar una vivienda o un lugar de trabajo y ayuda a transformarlos en espacios armónicos y saludables.

 

El Feng Shui es una herramienta muy valiosa para evaluar una vivienda o lugar de trabajo y ayuda a transformarlos en espacios armónicos y saludables. Clic para tuitear

 

Sí, ayuda a mejorar tu calidad de vida.

En occidente se ha extendido más en el área de la arquitectura y del diseño de espacios, pero el Feng Shui clásico abarca todas las dimensiones del ser humano. Se basa en la observación de la naturaleza y en las transformaciones cíclicas en el tiempo. 

O como dice la Maestra de Feng Shui, Eva Wong:

“El Feng Shui es el arte de interpretar los patrones del universo y vivir en armonía con el entorno.”

 

A mi me gusta describirlo con palabras cercanas, así que diría que el Feng Shui se trata de aplicar el sentido común, lo que nos dicta la intuición.

¿O no te ha ocurrido nunca entrar en una habitación y tu sentido indicarte si te sientes a gusto o no? El Feng Shui pone en palabras estas sensaciones y esta intuición.

Para empezar, te ayudo con esta lista de consideraciones para una de las estancias más importantes de tu casa: el dormitorio.

 

Consideraciones generales del Feng Shui para el dormitorio:

Antes que nada es preciso tener claro cuáles son las funciones y los objetivos del dormitorio: la recuperación, la intimidad y el descanso.

Te recomiendo leer primero el post sobre los 6 elementos esenciales para tener un buen dormitorio, donde te puse las bases de este asunto.

Para seguir con el análisis de un buen dormitorio, te sugiero los siguientes 12 consejos:

 

 

#1. Una sola puerta de entrada

Un buen dormitorio debe tener una sola puerta de entrada. 

Si se trata de una suite con baño, la puerta del baño debe permanecer siempre cerrada y evitar que ésta de directamente a los pies de la cama. Los baños son las estancias más problemáticas para el Feng Shui y, a diferencia de la moda de interiores de occidente, no se recomienda tenerlos dentro del dormitorio.

He visitado algunos dormitorios que aunque tienen arco de entrada, no disponen de puerta. La puerta es esencial para conservar y resguardar el ‘qi’ o ‘chi’ (la energía intrínseca que aporta buena fortuna), a parte de preservar la intimidad; otro aspecto clave para sentirnos confortables, seguros y resguardados en la habitación. 

Así que evita biombos o cortinas en la entrada y mejor utiliza una puerta convencional.

 

 

#2. No enfrentar la puerta del dormitorio delante de una escalera

Las escaleras son conductos del chi y transportan la energía de un piso a otro.

El hecho de tener una escalera justo enfrente de la puerta hará que el chi se escape rápidamente.

 

 

#3. La habitación debe tener formar regular

En general, y si ya tienes nociones de Feng Shui, ya sabrás que las formas regulares son siempre preferibles a las irregulares.

Como formas regulares se entiende: cuadrados, círculos y rectángulos. Se considera que estas formas indican y aportan equilibrio. La forma perfecta para los equilibrios es la cuadrada.

Las formas irregulares son cualquier otra forma, a destacar por su uso más recurrente los triángulos y, sobre todo, las famosas formas en L. 

 

 

#4. Evita los espejos

El uso de espejos para que una estancia parezca más grande es un error muy habitual en el diseño de interiores moderno y occidental. Puede reflejar el Shar Chi (mal Chi) hacia la persona o la pareja que duerme allí.

Es por este motivo que ningún maestro de Feng Shui aconseja tener espejos en la habitación. Se dice que mientras dormimos hacemos micro movimientos con los ojos y que al entreabrirlos y el vernos reflejados podría perturbar nuestro descanso.

Tampoco son aconsejables por el hecho de que tienden a duplicar las cargas electromagnéticas a causa de los materiales con los que están fabricados.

Si tienes espejos, por lo menos procura que no reflejen la cama.

 

 

consejos feng shui dormitorio habitación- no escritorio

 

#5. Habitación libre de cualquier otra actividad

El dormitorio no debería ser lugar para la actividad social.

Siempre que puedas evita que sea la estancia compartida para el descanso y la zona de juegos de los niños o la de estudio y trabajo para adolescentes y adultos.

Si no hay más remedio por lo menos utiliza algún tipo de separación entre ámbitos, como un biombo. 

La imagen de arriba indica lo que sería incorrecto desde el punto de vista del Feng Shui.

Sobre todo procura que desde la cama no se vean el escritorio y los elementos de trabajo. Le costará mucho más a tu mente desconectar y conseguir conciliar el sueño. 

 

Procura que desde tu cama no se vean el escritorio y los elementos de trabajo. Le costará mucho más a tu mente desconectar y conseguir conciliar el sueño. #FengShui #casasana Clic para tuitear

 

Si has usado la habitación como zona de trabajo, recuerda ventilarla bien cuando termines para renovar el aire y la energía antes de ir a dormir.

 

 

#6. Cambiar el dormitorio cuando hay cambios en tu vida

Si te mudas de casa o cambias de pareja: es el momento ideal cambiar de cama y colchón.

Por lo menos seguro toda la ropa de cama, ya que es más económico que lo otro. 

No guardes recuerdos de tu última pareja. Sólo ten ahí fotos de la pareja actual y/o de tus hijos. El dormitorio debe ser un reflejo de los miembros de la pareja.

 

 

#7. Ubicación de la habitación

Si tienes la oportunidad de poder redistribuir las estancias de tu casa, procura que el dormitorio principal quede ubicado lo más lejos posible de la entrada a la vivienda. Estará más lejos del ajetreo de la entrada y salida de personas, ruidos, interrupciones y movimientos varios.

El dormitorio debe ser un santuario que te permita escapar del estrés. #FengShui #casasana #vidasana Clic para tuitear

 

 

#8. Ventanas

El dormitorio debe tener ventanas. 

Es básica una buena ventilación en todo el hogar, como ya te comenté en el post de 14 motivos por los que tu casa te enferma.

Pero sin pasarse, ya que si es una estancia con demasiadas ventanas y que le da el sol directo por la mañana (lo que le daría un exceso de yang), debes compensarlo con otros elementos yin.

 

 

#9. Habitación Yin

Debe ser la habitación más yin del hogar. Eso significa que favorece el recogimiento, el silencio, la tranquilidad, la oscuridad… lo que nos traerá un mejor descanso.

Entonces evita la iluminación fuerte. Utiliza luces tenues, difusas, cálidas y que sean las mínimas posibles. Hay que evitar al máximo sobrecargar el dormitorio con cables eléctricos.

De hecho, lo ideal sería no tener ningún aparato eléctrico.

 

 

#10. Objetos y mobiliario del dormitorio

Al decir que no se debería tener ningún aparato eléctrico, también se incluye a los televisores y ordenadores.

A parte de los motivos ya mencionados que se relacionan con el trabajo y perturban nuestra desconexión a la hora de poder relajarnos y conciliar el sueño; también por la contaminación electromagnética que estamos añadiendo a esta estancia que debería estar consagrada a conseguir el mayor grado de salud para nuestro descanso.

Por si no fueran suficientes motivos, además el Feng Shui considera estas pantallas como superficies reflectante; es decir, los considera espejos. Y ya he comentado antes que no son aconsejables en el dormitorio.

Si no tienes ningún otro remedio que tener estos aparatos en esta estancia, por lo menos cúbrelos con un paño durante la noche. 

 

Otros objetos y muebles a tener en cuenta para el buen Feng Shui del dormitorio:

  • No ubicar aquí la cesta de la ropa sucia. 
  • En el tocador tener sólo lo que uses regularmente. 
  • En general, toda superficie debe quedar recogida (en cajas, cajones…) y dejar lo mínimo a la vista.
  • Evitar que las esquinas de los muebles (aristas) den de frente a la cama. Se genera un Chi negativo (Shar Chi, flechas envenenadas) que puede provocar discusiones, malos entendidos, mala salud e incluso infidelidades. 
  • Evitar tener el armario en frente la cama.
  • No tener estanterías abiertas, deben estar siempre cubiertas. Debería ser siempre así, pero en el dormitorio es donde hacen más daño. Puedes utilizar puertas, manteles, biombos…. Por lo menos intenta que estén llenas de libros alineados a ras con el borde de las estanterías para eliminar el Chi negativo de la esquina.

 

 

#11. Ropa del dormitorio

La ropa de cama no debe estar descuidada y desarreglada. 

Es una de las premisas principales del Feng Shui: evitar el desorden y que todo esté en perfecto estado y funcionamiento. 

No es un lugar para tener ropas roídas y destartaladas. Para facilitar tu bienestar prueba con ropa limpia, aseada como si siempre fuera nueva.

Recuerda usar tejidos naturales (los materiales ecológicos te ayudarán a dormir mucho mejor) y evitar los retardantes de llama.

 

 

#12. Dormitorio de los niños

Por su peculiaridad distinta, merecen un punto a parte. 

Si los niños han usado esta habitación para otras funciones, como jugar o estudiar, vale lo mismo que para los adultos: es importante que guarden todos los juguetes por la noche y, si han estado estudiando, que ventilen antes de ir a dormir. 

Es habitual que los hermanos compartan habitación y que, entonces, en un mismo dormitorio hayan literas o puentes nido. Si hay varias camas, procura recordar estos dos consejos clave:

  • Nunca los pies de una cama se deben dirigir a la cabecera de otra. 
  • Dos cabeceras no deben de quedar pegadas o enfrentadas.


 

Curas de Feng Shui

Si has llegado hasta aquí quizás estés un poco inquieto y pensarás que tu dormitorio no cumple algunas de estas normas y no sabes cómo corregirlas…

No te preocupes, siempre hay soluciones que se pueden aplicar. En feng shui se llaman “curas”.

En general, en el dormitorio no es buen lugar para poner lo que se llaman “curas activas”, las que generan luces, sonidos o movimiento; ya que hay prevalecer la energía más yin que yang. Como te he comentado, un dormitorio demasiado yang provocaría dificultades para dormir e insomnios.

Así pues, es mejor armonizar con colores, formas y materiales. Por ejemplo:

  • En cuanto a las formas: si las mesillas de noche están a la misma altura que las camas, lo que no favorece el sentirse arropado y seguro, se puede compensar colocando allí cojines o lámparas para que queden más altas
  • En cuanto a los colores: 
    • El azul fomenta la relajación y la calma. Pero ten cuidado porque también enfría las relaciones sentimentales y se desaconseja en dormitorios de pareja. Si en tu dormitorio predominan los tonos azules, lo puedes equilibrar con complementos de otros colores más vivos y cálidos como rojos suaves, rosas, melocotones o anaranjados.
    • Evita siempre los tonos negros y azul oscuro, ya que representan al elemento agua. Es un elemento propicio, pero no en el dormitorio. Hace más mal que bien. Por ejemplo hay que evitar: fuentes, peceras o cuadros que representen agua; pueden provocar pérdidas económicas.

 

 

¿Tienes dudas de si tu dormitorio cumple con las normas para un buen Feng Shui? Cuéntame en los comentarios qué te preocupa y por qué piensas que no lo estás armonizando correctamente.

 

 

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Montse Esquius

Montse Esquius

Experta en geobiología, socia de GEA (Asociación de Estudios Geobiológicos) y consultora en Feng Shui clásico. Montse Esquius es la autora del blog Bamboo Zen Studio, donde comparte estrategias, tácticas y herramientas probadas para ayudarte a vivir en una casa armónica, sin tóxicos ni radiaciones.