fbpx

¿Qué es una geopatía? Cómo saber si tienes alguna en casa.

estudio de geobiología - deteccion geopatia

En un post anterior ya introduje el tema de las geopatías cuando hablaba de las redes y cruces geomagnéticos y las alteraciones geofísicas.

En este post me centraré en las radiaciones naturales. Son, quizás, las radiaciones que más nos cuestan de entender porque hasta hace relativamente poco no se era consciente de su existencia.

Digo que cuestan más de comprender porque no se ven a simple vista y tenemos que utilizar la sensibilidad personal para detectarlas y medirlas. Y el hecho de no utilizar un aparato tecnológico para su medición, para algunas personas cuesta más de aceptar.

 

Pero… ¿Todo lo que no se ve a simple vista, no existe?

Pensemos un poco…

Hasta que no tuvimos microscopios potentes no se sabía de la existencia de los gérmenes, los microbios, bacterias y virus causantes de muchas enfermedades. Simplemente porque no se veían a simple vista. Hasta entonces no había ningún hábito de higiene y esterilización en el sector médico y muchos pacientes morían a causa de las infecciones. Hoy en día nos parecería una aberración que un médico no se lavara las manos o no esterilizara el material antes de una operación.

Por este motivo, considero siempre que es preferible ser cauteloso con las cosas que aún no somos capaces de ver. Eso no significa que no existan y no nos afecten de algún modo.

Hay que ser cauteloso con las cosas que aún no somos capaces de ver a simple vista. Eso no significa que no existan y no nos afecten de algún modo. Clic para tuitear

Así pues, demos tiempo a la ciencia.

Pero ¿Qué es una geopatía?

Una geopatía se da cuando recibimos un exceso de radiación (procedente del subsuelo y/o del entorno).

Nos influye más o menos dependiendo de la sensibilidad de cada uno, de la fuerza de esta radiación y del tiempo en el que estemos en su exposición.

 

¿Cuáles son estas radiaciones naturales?

A diferencia de las radiaciones artificiales (las electromagnéticas generadas por el ser humano), los animales y plantas estamos biológicamente diseñados para recibir estas radiaciones naturales. Incluso, la mayoría de seres vivos aprovechan gran parte de estas radiaciones ambientales para realizar procesos biológicos.

La mayoría de las radiaciones naturales que recibimos constantemente de la Tierra y del cosmos son:

  • las redes Hartmann
  • las redes Curry
  • la electricidad terrestre
  • ionizaciones del aire
  • el campo magnético terrestre
  • la radiación solar y cósmica
  • tormentas magnéticas
  • fisuras o fallas
  • corrientes de agua subterráneas

 

Para que una geopatía nos afecte depende de si es un foco constante, si coincide con una zona sensible de tu cuerpo y si hay además un estrés geopático global o local.

Para que una geopatía nos afecte depende de si es un foco constante, si coincide con una zona sensible de tu cuerpo y si hay además un estrés geopático global o local. Clic para tuitear

Así pues, el problema surge cuando decidimos situar la cama o nuestro lugar de trabajo en uno de estos puntos y permanecemos ahí una media de ocho horas diarias…

 

 

¿Cómo nos afectan las geopatías? 

Podemos tener afectaciones físicas, químicas, emocionales y en nuestro sistema energético.

Afectaciones físicas:

Nuestro cuerpo reacciona primero con una inflamación, que es la primera respuesta que da para defenderse de aquello que le está afectando.

Si no se resuelve, la inflamación se puede volver crónica y dar pie al desarrollo de enfermedades degenerativas.

 

Afectaciones químicas:

Se describen muchos desequilibrios hormonales en los que las radiaciones naturales pueden resultar determinantes.

Las geopatías también pueden producir desequilibrio en el tejido mesenquimal (nuestro tejido embrionario del que derivan el tejido muscular y el tejido conectivo del cuerpo) haciendo que se produzca más acidez o alcalinidad, lo que genera distorsiones orgánicas.

 

Afectaciones emocionales:

El exceso de radiaciones naturales hace que se sobrecargue nuestro sistema nervioso. Así pues, nos volvemos más susceptibles a alteraciones emocionales.

 


 

De acuerdo, ahora ya nos ha quedado claro que tenemos que cuidarnos también de las

geopatías producidas por las radiaciones naturales, pero ¿Qué son? ¿Cómo son? Dónde las encuentro?

En este post te voy a dar una idea general de las llamadas radiaciones telúricas, es decir, de las que provienen de la tierra:

  • Líneas Hartmann o red global
  • Líneas Curry
  • Fisuras y fallas
  • Corrientes de agua subterránea.

Aunque cada una de ellas merece dedicarle un post detallado a parte.

Empecemos…

geopatía - estudio geobiología

Líneas Hartmann 

Las de color rosado en la imagen.

Se las considera las líneas de fuerza de la estructura geomagnética terrestre. Las encontramos alrededor de toda el planeta y forman una gran retícula, como una red de pescador que sigue los puntos cardinales.

Las líneas que van de Norte a Sur tienen una separación de 2,5 metros y las que discurren de Este a Oeste, unos 2 metros de separación. Su grosor es de unos 21 cm.

Así es, seguro que lo has pensado: tienes varias líneas Hartmann cruzando tu casa.

Pero no te preocupes. Por si solas no son muy agresivas, pero sí que son amplificadoras de las radiaciones de otras alteraciones (líneas Curry, aguas subterráneas, fallas…). Esos son los puntos a los que hay que prestar atención.

 

Red Curry

Las de color naranja en la imagen anterior.

Es otra red global, pero que discurre en diagonal respecto a los puntos cardinales. Su grosor es de unos 40 cm aproximadamente y la separación de las líneas que van de NE-SO oscila sobre los 8 metros y las líneas SE-NO unos 6m.

Sus radiaciones son más agresivas que las líneas Hartmann, pero su importancia real sobre la salud la detectamos en la vertical de los puntos donde se cruza con otras alteraciones telúricas.

Sintomatología por afectación de la red Curry:

  • Insomnio
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Alergia respiratoria
  • Dolor de espalda
  • Dolor de cabeza

 

Aguas subterráneas

Hoy en día la geología ya reconoce que el agua circula en los terrenos cársticos a través de las fisuras en terrenos con otras estructuras geológicas. Y la geobiología, posteriormente, estableció la incidencia que estas alteraciones por aguas subterráneas ejercen sobre los seres vivos.

Las radiaciones de las aguas subterráneas afectan en su vertical y a sus 45 grados. Y podemos distinguir entre:

  • Vena de agua subterránea: afecta claramente al sistema inmunológico, al sistema endocrino, al sistema óseo y al sistema renal.
  • Lago subterráneo: es una cama freática de gran contundencia. Puede causarnos depresión y baja vitalidad.
  • Cama freática superficial: se relacionan con enfermedades respiratorias y enfermedades por hongos.
  • Alcantarillado: nos generan disminución de la vitalidad, dificultad para dormir y agotamiento.

¿Cómo puedo saber si mi casa está afectada por alguna agua subterránea? Pues según tu sensibilidad personal puedes notar algunos de estos síntomas:

Sintomatología:

  • Más actividad de la vejiga
  • Activación de la zona lumbar, rodillas y huesos
  • Sensación de aire o ambiente fresco
  • Escozor y molestias en los párpados y ojos pesados

 

Fallas y fisuras

En la vertical de las fracturas, fisuras y fallas de las estructuras pétreas del subsuelo emanan por su vertical una serie de energías procedentes de ese subsuelo y también gases radiactivos con efectos ionizantes atmosféricos. Sus efectos nocivos sobre nuestra salud están ampliamente demostrados.

Así pues, hay que evitar a toda cosa este emplazamiento para ubicar nuestra vivienda y, sobre todo, de la cama, lugar de reposo, trabajo y estudio.

La solución más efectiva contra esta alteración natural es: escapar de ella.

Se dice que si pones un jarrón de fruta encima de una falla, esta se pudre rápido (en unos 2 o 3 días). Sobre todo los melocotones y las ciruelas, que son las más sensibles a esta radiación.

¿Qué síntomas puedo presentar si tengo alguna falla en casa?

Sintomatología:

  • Hiperactividad
  • Nerviosismo
  • Náuseas
  • Degeneración celular
  • Hipersensibilidad emocional
  • Sensación de falta de aire en los pulmones
  • Gusto amargo en la boca

Corrección de geopatías

Ahora ya sabes que existen un gran surtido de radiaciones naturales que pueden generar geopatías que nos pueden afectar negativamente.

Imagina que ya hemos detectado una en casa. ¿Qué hacer? ¿Cómo se corrigen?

Lo mejor que podemos hacer en el caso de detectar una geopatía en nuestra casa, es tenerla bien ubicada para así poder alejarse de su influencia. Esta es sin duda la mejor de las soluciones.

Lo mejor que podemos hacer en el caso de detectar una geopatía en nuestra casa, es tenerla bien ubicada para así poder alejarse de su influencia Clic para tuitear

Si no se puede evitar, hay varios profesionales que optan por armonizarla de algún modo. Existen métodos como:

  • Geopuntura, con el uso de picas, condensadores, espirales para reducir o neutralizar la agresividad de las alteraciones.
  • Circuitos oscilantes compensadores
  • Colores
  • Cristales y cuarzos

¿Cómo se detectan las geopatías?

Su detección se hace con varillas y péndulos.

Pero si quieres, puedes practicar para conseguir detectarlas sin uso de instrumentos. Los que lo consiguen dicen que la percepción del aire en un cruzamiento de líneas Hartmann es más aguda, sobre todo si hay mucha carga electromagnética en el espacio. Al acercar la mano en ese cruce dicen que podemos sentir unas pequeñas punzadas o como una corriente cálida que puede llegar a subir por el brazo.

Si te animas a intentarlo, explícanos cómo te va en los comentarios!

¿Crees que tienes alguna de estas geopatías en casa? Te animo a que compartas tu sospecha en los comentarios y veré cómo puedo ayudarte.

 

 

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on google
Share on linkedin
Share on pinterest

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Montse Esquius

Montse Esquius

Experta en geobiología, socia de GEA (Asociación de Estudios Geobiológicos) y consultora en Feng Shui clásico. Montse Esquius es la autora del blog Bamboo Zen Studio, donde comparte estrategias, tácticas y herramientas probadas para ayudarte a vivir en una casa armónica, sin tóxicos ni radiaciones.